10 de agosto de 2014

Por la Canal de Terrers hasta el Comabona


Montaña de referencia de un tiempo a esta parte por pura proximidad a mi casa, el Comabona (2.548) se ha convertido en escenario habitual de mis salidas y aventuras por montaña. Por tercera vez en pocas semanas subí a esta cima que flanquea por el Este la Serra del Cadí.
Pero esta vez el planteamiento era distinto: remontar la Vall de Bastareny hasta que queda convertida en una canal de ambiente kárstico por la que discurre el Torrent de la Muga, osea, subir al Comabona por la directa.
La vuelta la hicimos regresandondo al Coll de Tancalaporta y la Foranca de la Muga, como a la ida, y de allí por toda la carena de Estalabars y la Moixa hasta el Coll de Pendís y bajada final por el Riu dels Empedrats. 25 kms y 3.500 mts.de desnivel acumulado.

Vall de Bastareny, con la silueta del Puig de Terrers, hermano menor del Comabona, jalonando el valle.

El Salt de l'Adou del Bastareny, al paso por esta ruta.

Subiendo por el Torrent de la Muga, dejando la Serra de Gisclareny a lo lejos y Les Arrugues de Molnells a la derecha.

Llegando al pequeño prado del Cap de Sadorn (1.637).

Sonidos de esquilas de vacas, poco amigas, inundaban el aire y nos llenaban de inquietud

Jotaeme me sigue en la subida por la Canal de Terrers.

Una de las puntas de Les Arrugues de Molnells.

Jotaeme se detiene a beber en las cristalinas aguas del Torrent de la Muga.

La Pleta de la Muga, poblada de vacas hostiles en plena temporada de cría.

Subida dura a la Foranca de la Muga. Foto de Josep Manel Fernández.

Jotaeme me sigue en la subida, durísima, a la Foranca de la Muga con la cima del Puig de Terrers cubierta de niebla.

La Foranca de la Muga (2.185).

Flanqueando el Serrat de la Muga por el lado de la Cerdanya.

Flanqueando el Serrat de la Muga en dirección al Coll de Tancalaporta. Foto de Josep Manel Fernández.

Vall de Bastareny desde lo más alto, cerca del Coll de Tancalaporta.

Llegando al Coll de Tancalaporta.

Con Jotaeme en el Coll de Tancalaporta (2.344). El Comabona asoma detrás entre los remolinos de nubes.

Subiendo a Comabona. Cielos más o menos despejados en la Cerdanya y cubiertos en el Berguedà.

Los enormes remolinos de nubes de la carena del Comabona y Tancalaporta.

Jotaeme llega a la cima del Comabona (2.548).

Comabona (2.548). Cadí en estado puro. Las nubes pasaban sobre nuestras cabezas a toda velocidad.

De regreso por la carena del Serrat de la Moixa.

De cuento de hadas, el Coll de Vimboca (1.793)  y el Cap del Moixeró (2.080) sobre los árboles.

Bajando hacia Els Empedrats por los prados de la Font del Faig.

Atravesando el Torrent de Pendís.

Congost dels Empedrats.

Colosal.

Decenas de saltos de agua en Els Empedrats, 1,5 kms antes de volver a casa.

El mejor premio para acabar esta ruta circular de 25 kms: un baño en las gélidas aguas de la cascada del Salt  dels Empedrats.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: