15 de agosto de 2014

Moixeró más verde que nunca


Llevo años pisando, corriendo, saltando por estas cumbres del Moixeró. Nunca vi los prados tan verdes en pleno Agosto, otras veces prados agotados por el calor y la sequedad estival, pero este año el régimen de lluvias ha sido generoso.
Me reafirmo en lo que pienso del Moixeró. No es la montaña más alta de la sierra a la que da nombre, pero sí es la más bella. Su personal silueta, suave hacia el norte y escarpada hacia el sur, su color impactante, el caminito que se descuelga por su ladera norte y las vacas con sus esquilas perduran en la retina y en la memoria de cuantos lo vistan.
Por tercer año consecutivo los amigos del Cor de Muntanya nos dimos cita para subir hasta la cota 2.091 que marca la cima de la montaña, 37 de inicio en el Refugi Vents del Cadí, punto de partida, y otros 5 que aguardaban en el Coll de Pendís para unirse a la fiesta.
Ni que decir tiene que en la cumbre dimos buena cuenta de las cocas que voluntariamente llevaron los asistentes y que en el salto de Els Empedrats la mayoría acabamos dentro de la helada poza que forma la cascada. Una jornada envuelta de paisajes fascinantes y enormes dosis de amistad, para no olvidar.

El recorrido planteado, remontando el río de Els Empedrats y el Torrent de la Font del Faig hasta el Coll de Pendís. Después, siguiendo el GR-150 flanqueando el Turó de Prat Agre para enfilar finalmente los 100 mts de subida a la cima.


El recorrido planteado, con el Pedraforca y el Comabona al fondo.
Los 37 componentes del grupo que nos dimos cita en el Refugi Vents del Cadí. 5 más esperaban en el Coll de Pendís.
Llegando a Els Empedrats.
Primer paso sobre el río y primeros gritos de emoción.
La fila de participantes atravesando el río. Foto de Mònica Oró.
De nuevo otro paso sobre el río en medio de la profunda garganta.
El desfiladero se torna más abrupto y cerrado. Por la izquierda llegan los pliegues rocosos de la Boixassa y por la derecha los de la Roca Tallada. Ambos chocan literalmente en Els Empedrats.
De nuevo compartiendo aventuras con Salva Llongueras. Foto de Carme Llongueras.
Atravesando el río junto a la cascada. Por la tarde aprovecharíamos para tomar un baño helado.
Mag, una de las mascotas que nos acompañaron, observa al grupo pasar desde el agua.
El grupo avanza para salir del desfiladero y seguir la ascensión hacia el Refugi de Sant Jordi.
Pequeño reagrupamiento en el prado. Valle abajo domina la Roca Tallada (1.667).
Un día para disfrutar de la compañía de los amigos, cuantas risas, cuantas historias, cuantas cosas... con Mònica Oró y Carme Llongueras. Foto de Carme Llongueras.
Dejamos atrás el Refugi de Sant Jordi y enfilamos el Coll de Pendís.
Valle abajo desde Coll de Pendís. Paisajes increíbles del Berguedà Sobirà.
Agustín señala el Pedraforca... o Ensija... o el Comabona... horizontes infinitos...
Ana se detiene brevemente a disfrutar de estas vistas.
El grupo se detiene un instante al llegar a Prat Agre.
Que injusto nombre para este prado perfecto: Prat Agre.
Flanqueando el Turó de Prat Agre avistamos el Moixeró.
Ante el Moixeró con mis compañeros del CE Fondistes Vilassar de Dalt, que tampoco quisieron perderse esta subida con la gente del Cor de Muntanya.
El Moixeró, su verde prado, su caminito y sus vacas...
Enfilando la subida final.
La gente del Cor de Muntanya toma posesión de la cumbre por unos minutos.
En la cima del Moixeró (2.091). El horizonte al oeste lo jalonan Ensija, Pedraforca y Comabona.
Compartiendo las cocas que subimos hasta la cima. Como no podía ser de otra manera en el Moixeró.
La Tosa d'Alp queda oculta por el Penyes Altes (2.276), pero el Puigllançada (2.409), más escorado hacia el sur, si que se vislumbra.
Moixeró al revés que el Cadí. A pesar de tener continuidad lineal una y otra, esta sierra es suave hacia el norte pero escarpada hacia el sur.
Cor de Muntanya. Los componentes del grupo que llegaron a la cima. Algunos, pocos, aguardaban en el refugio de Sant Jordi.
Compartiendo aventuras con Alberto García. Foto de orígen de Alberto García.
Compartiendo aventuras con Marc Cami.
Compartiendo aventuras con Pili y Mercè.
Ya de regreso volvimos a pasar por este delicioso jardín alpino injustamente llamado Prat Agre.
Plegamientos interminables en este valle de la Font del Faig. Abajo flanquean la Roca Tallada (1.665) y el Cap de la Boixassa (1.817) entre los que queda el desfiladero de Els Empedrats.
Bajando a Coll de Pendís. Pedraforca y Comabona saludan de lejos antes de ocultarse.
Alberto García pone en práctica la moda de las selfies ante la atenta mirada de Mònica Oró y la Vaca que Ríe.
Charlando de cosas con Alberto García al pasar por el Estret d'Escriu. Foto de Mònica Oró.
La cascada de Els Empedrats, maravilloso rincón del Berguedà donde es imprescindible tomar un baño helado.
El recorrido realizado para subir al Moixeró, de 17 kms y 2.500 mts de desniveles acumulados.
Sigue el track de esta ruta en: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4991058
Y para finalizar, antes de que todos marchasen, volvimos a compartir cocas, madalenas y Llunes de Vilanova (creación de Mònica Oró) en una apetitosa y esperada merienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: