16 de febrero de 2015

Abriendo traza en Guils-Fontanera


El territorio comprendido entre las localidades cerdanas de Guils y Meranges conforma un elevado altiplano de prados y abetares comprendido entre los 1.900 y los 2.200 mts de altitud sobre  el que se asienta la estación de esquí nórdico de Guils-Fontanera, espacio elegido para realizar esta ruta en raquetas de nieve en busca del Estany de Malniu.
Al día siguiente de una intensa y copiosa nevada, llegamos a Guils -Fontanera dispuestos a abrir nuevos horizontes, y como todavía no dimos tiempo a que nadie lo hiciera fuimos nosotros los encargados de abrir traza sobre el grueso manto blanco.

El recorrido propuesto, desde la estación de esquí nórdico de Guils-Fontanera al Coll de la Màniga, muy cerca del Estany de Malniu. Entre ir y volver 9 kms con 700 mts de desniveles acumulados.
El bosque de abetos en la estación de esquí nórdico de Guils-Fontanera.
Inicio de la ruta en busca del cercano GR-11.
Tras una noche de intensa nevada, a esas horas de la mañana todavía caían copos en los prados de Fontanera.
Fontanera, bajo un grueso manto blanco. El sol peleaba por salir.
Pasando junto a les Roques Feres.
Vista atrás a les Roques Feres.
Abriendo traza en la subida a la Creu de Garravera.
Paisaje general de Cerdanya desde la cota 2.100.
Curiosa formación esférica en la capa de nieve.
Tras llegar al alto de la Creu de Garravera (2.175)  nos encontramos este paisaje de aspecto  ártico: La Feixa.
Autofoto en la Feixa con Marta Farré, mi compañera en esta blanca aventura.
Marta me sigue a lo lejos en esta vasta llanura de la Feixa.
Detrás de estos árboles se esconde una de las surgencias de la Feixa.
Esta es la emoción que se me apodera en estos días de raquetas de nieve.
Abriendo traza en la subida a La Màniga.
Una ancha llanura separa durante 1 km los dos bosques, el del Planell de l'Agulla i el de la Tartera Roja.
La Màniga, ámplia y larga llanura que separa ambos bosques.
En este punto, el Coll de la Màniga, paramos y emprendimos el regreso. La hilera de palos de la valla señala la dirección a seguir hacia el cercano Estany de Malniu.
De regreso en La Feixa con el refugio al otro lado de la llanura. El dia se abría y dejaba ver las montañas después de varios días seguidos de temporal.
Regresando sobre nuestra propia traza. La vuelta se nos hizo mucho más fácil sobre el camino ya hecho.
Observando el paisaje de Cerdanya desde la Feixa: el macizo del Carlit y Font-Romeu.
Bajando hacia Fontanera. Los abetos estaban colapsados por la nieve.
Fontanera desde Les Roques Feres.
Increíble paisaje de Cerdanya desde Les Roques Feres (1.967).
Los prados de Fontanera.
Fontanera: cae la tarde.
Marta me sigue llegando de vuelta a la estación de esquí nórdico de Guils Fontanera.
El recorrido realizado, de 9 kms y 700 mts de desnivel total acumulado.
Sigue el track de esta ruta
 en: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9026232

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: