4 de marzo de 2014

En la Cresta de Terrers


Forma parte del característico paisaje de la vertiente sur del Cadí, tan accidentado y fracturado, agreste y áspero. Esta formación geológica es visible desde decenas de kilómetros y claramente perceptible en cualquier imagen de satélite.
El pasado verano subí al Comabona desde l'Adou del Bastareny siguiendo la profunda canal de Terrers. Jalonando esta parte alta del Valle del Bastareny se sitúa la Boixassa, o Arrugues de Molnells, o Cresta dels Terrers. Inmerso en el aprendizaje de este nuevo territorio personal pensé en buscar una nueva vía sencilla y rápida para acceder al macizo del Comabona, subiendo por esta cresta hasta llegar al Puig de Terrers (2.466).
La presencia de nieve en cotas bajas, incluso en el Coll de la Bena (1.438), invitaba a ponerse las raquetas, pero la Solana de Murcurols se encontraba desprovista. Sólamente a partir de 1.800 mts de altitud la nieve dificultaba el paso, especialmente en los ventisqueros formados en la misma cresta, junto a los profundos precipicios que desde ella se perfilan, casi verticales, en la cubeta de la Pleta de Terrers.
La ascensión desde el Coll de la Bauma (1.573) descubre rápidamente cimas vecinas de cierta categoría: Ensija, Pedraforca, Tosa d'Alp-Puigllançada... El olor agrio de esta tierra de boletus agudiza la sensación de territorio salvaje. Los últimos días de invierno, soleados, invitan al regreso de los pájaros y sus cantos a estas altitudes, mientras que las pasturas quemadas por los rigores de la estación invernal todavía no permiten la presencia de caballos ni vacas.
Horizontes lejanos del Montseny, Collsacabra, Busa o Puigmal terminan de situar al espectador en este territorio tan bravo como acogedor. 

El recorrido planteado, saliendo desde el Coll de la Bena hacia el Coll de la Bauma ,y de aquí a la Cresta de Terrers, fácil y lógica vía de acceso al Comabona (2.547) si la presencia de congestas no lo impiden.
El Coll de la Bena, en Gisclareny, con el Puig de Terrers (2.466) a tocar de la mano.
Subiendo por el camino de Gresolet hacia el Coll de la Bauma.
El Coll de la Bauma y las pendientes uniformes de la cara sur del Comabona.
El Coll de la Bauma y la cima del Pedraforca (2.506).
Subiendo por la Costa de la Rita, con el Coll de la Bena (punto de salida) y la silueta del Montseny vistos por un claro del bosque.
A punto de llegar a la Boixassa, con el Pedraforca a mis espaldas.
Un lugar impactante, a pocos metros del filo del precipicio, con la carena del Moixeró a la izquierda, el Valle del Bastareny (y Bagà) en el centro y la Serra de Gisclareny y el Coll de la Bena a la derecha.
Pino azotado en el borde del precipicio de la Cresta de Terrers. El macizo Tosa d'Alp-Puigllançada al fondo.
La Pleta de l'Olla, por cuyo fondo subí al Comabona recientemente. La Serra de la Moixa, por cuya carena discurre Cavalls del Vent, cierra al norte esta parte más alta del Valle del Bastareny.
Subiendo por la ladera del Puig de Terrers, con Ensija y Pedraforca cerrando el horizonte.
Subiendo por la Boixassa, Arrugues de Molnells o la Cresta de Terrers, diferentes denominaciones para un mismo  accidente geográfico. El Puig de Terrers (2.466) y el Coll de Tancalaporta (2.344) muy cerca.
Serra d'Ensija (2.321) y Pedraforca (2.506). Los ventisqueros dificultaban cada vez más el paso por la cresta.
El Puig de Terrers (2.466) y el Coll de Tancalaporta (2.344).
Regresando al Coll de la Bena. El paisaje era demoledor. El silencio sólo se interrumpía por algún canto de pájaro.
Reponiendo fuerzas en un abrigo de pastor junto a la cresta, observando los paisajes del Ripollés y el Berguedà.
Bajando por la Costa de la Rita. En todo momento en completa soledad.
Dejando atrás el Coll de la Bauma.
El recorrido realizado entre el Coll de la Bena, el Coll de la Bauma y la Cresta de Terrers, 10,5 kms con 1.500 mts de desniveles acumulados.
 Sigue el track de esta ruta en: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6260901

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: