14 de octubre de 2013

Cursa l'Aire de Cabrera de Mar: un diezmil de asfalto 4 años después.


4 años después, llevaba sin hacerlo desde la Jean Bouin de 2.009, me he visto participando en una de las disciplinas que me es más desfavorable, una carrera de 10 kms por asfalto.
Pero la ocasión valía la pena. Junto con otros 20 compañeros y compañeras de mi club, el CE Fondistes Vilassar de Dalt, nos acercamos a Cabrera de Mar para participar en la Cursa de l'Aire que discurre por esta localidad y por Vilassar de Mar, en un día que el Club invitaba a todos sus socios a participar en la carrera.
Fue una gran satisfacción compartir estos 10 kms con todos mis compañeros. Hacía mucho tiempo que no coincidíamos tantos en alguna carrera y ni qué decir tiene que esto nos animó mucho a todos, disfrutando de un magnífico ambiente y de una sana rivalidad y competencia. Y de nuevo las hormiguitas, ese agradable y placentero cosquilleo en el vientre poco antes de comenzar una carrera.
Mi participación, muy discreta, se vio influenciada por mi práctica ausencia de la competición esta temporada y sobre todo por el paulatino alejamiento del asfalto y de las pequeñas distancias en los últimos años.
El resultado, 52 minutos. A pesar de que conseguí mantener un ritmo muy constante y consistente durante toda la prueba, me quedé muy lejos de las marcas de antaño, cuando peleaba por bajar de los 43 minutos.
En resumen, mucho sufrimiento en pocos kilómetros pero, desde luego, un verdadero placer correr prácticamente en casa y junto a tantos amigos.

El Club Esportiu Fondistes Vilassar de Dalt, una buena representación en la Cursa l'Aire de Cabrera de Mar.
Calentando motores con Dolors y Bruno, pocos minutos antes de la carrera.
Última curva antes de la línea de meta.
Entrando en la meta, espectacular, con una vistosa alfombra roja, en el puesto 326 de 500.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: