6 de agosto de 2013

Moixeró desde l'Hostalet, la seducción de la montaña


Una de las cosas que más me hacen disfrutar de un trail o de un ultratrail es compartirlo con otros corredores, coincidir con ellos, con amigos, con conocidos o no, compartir la experiencia y la vivencia. Pero estas vivencias también se pueden compartir con la gente no habitual de los entrenamientos o de las carreras. Me gusta conciliar gente de diferente nivel físico y técnico en algunas de las salidas, disfrutar con todos por igual, agradeciendo a los más poderosos su paciencia por esperar y a los menos acostumbrados su enorme esfuerzo por seguir el exigente ritmo que les impone el grupo. Pero en definitiva lo importante es que todos disfrutemos y compartamos la afición, la montaña en este caso, y qué mejor que hacerlo en uno de los rincones que más me gustan, el Riu dels Empedrats y el Moixeró, interesante trekking desde l'Hostalet hasta la cima que da nombre al Parc Natural Cadí-Moixeró. 8 kms de subida prácticamente ininterrumpida, con unos 1.250 m de desnivel positivo que luego toca bajar, completando 16 kms con unos 2.500 mts de desnivel total acumulado.
El buen ambiente reinante, las maravillosas vistas al Berguedà y sus innumerables pliegues tectónicos, las impresionantes vistas a la Cerdanya y sus altas cimas pirenaicas y el dia radiante de verano que disfrutamos  en la alta montaña con el baño colectivo final en la cascada de els Empedrats fueron las notas destacadas de una nueva e intensa jornada vivida así, en grupo, por segundo año en el Moixeró. Esta debería ser un clásico de Agosto...

Vista en 3D de la subida que nos esperaba, desde l'Hostalet a la cima del Moixeró, pasando por els Empedrats, el Refugi de Sant Jordi, el Coll de Pendís, Prat Agre y Collet del Moixeró. Un auténtico paraíso.
Encantado de compartir la vivencia con toda esta gente, amigos y enamorados de la montaña, venidos desde diferentes puntos de Catalunya, en el punto de inicio, junto a la Font Nostre, al lado de Cal Cerdanyola: Oscar, Enric, Maite, Jaume, Carme, Àlex, Salva, Raquel, Maria, Carla, Carme, Jotaeme, Joan, Montse, Mercè, Pili, Loli, Paco, Jaume, Dolors, Judith, Manuel, Marisa y Massa, 25 amigos nos dimos cita para disfrutar de esta experiencia. Echamos de menos a los que no pudieron venir.
Tras la habitual presentación de todos los participantes una breve explicación de lo que teníamos por delante, para que todo el mundo conociera los detalles de la subida. Foto de Josep Massaguer.
Primeros pasos en la ruta de els Empedrats, con Maite, Enric, Loli, Oscar, Raquel...
...Judith, Manuel, Montse, Salva...
...Mercè, Marisa, Carme, Jaume...
...Carla y María, las jabatas de la jornada, Carme, Jotaeme, Jaume...
Este año baja bastante más agua por el río de els Empedrats. El paisaje verde y el sonido acuático te ponen de golpe en otro planeta.
Entrando en el estrecho que forman los pliegues geológicos de la Boixassa y la Roca Tallada, que bajan en cuña hasta el fondo del valle formando els Empedrats.
Alex observa divertido la evolución de los compañeros y compañeras al atravesar el río. Este era el sector más complicado.
Atravesando con precaución y agilidad el río.
Impactante corte de las rocas que se juntan por ambas márgenes en el fondo del valle.
La cascada de els Empedrats, agua cristalina y fría que serviría de refresco en la bajada.
Los pliegues que bajan desde la Roca Tallada, por la izquierda, y desde la Boixassa, por la derecha, juntándose en el fondo del valle para formar els Empedrats.
Las pilonas que forma el río.
Hayas cerca de Escriu. Este conjunto ejerce una enorme atracción sobre mí cada vez que paso por aquí.
Con Judith y Marisa ante las hayas de Escriu. Foto de Manuel Delgado.
El enorme árbol que domina el valle abierto y que anuncia que llegamos al Refugi de Sant Jordi.
Parada para reponer fuerzas en el Refugi de Sant Jordi.
Siguiendo camino arriba, hacia un Coll de Pendís muy próximo.
Valle de Pendís abajo, la Roca Tallada (1.665) y las montañas del Catllaràs al fondo.
Con Judith y Marisa en este delicioso prado de Coll de Pendís.
Coll de Pendís (1.781). A la izquierda el Berguedà, aguas al Llobregat, y a la derecha la Cerdanya, aguas al Ebro.
Salva observa el Pedraforca y el Comabona en la subida a Prat Agre.
Las vacas esperan en el Collet de Moixeró, bajo la mole, suave al norte y escarpada al sur, del Moixeró (2.090).
Pedraforca (2.497) y Comabona (2.547) dominan las vistas hacia el oeste desde los prados del Moixeró
Con Salva, ante la imagen apacible y serena del Moixeró y sus prados.
En el mismo lugar con Jotaeme.
Jotaeme, Carla y Carme me acompañan en esta imagen ante el Moixeró.
Salva y Carla bromean ante las apacibles vacas del Moixeró.
Las vacas y la senda marcada en la ladera norte del Moixeró, escenario de otras aventuras que viví haciendo Cavalls del Vent y por donde nos cruzamos con Núria Picas en un entrenamiento, pocos minutos más tarde.
El grupo tras hacer la cima.
Aprovechando para descansar y comer en la cima del Moixeró, a 2.090 m. de altitud.
Pili, Loli y Raquel disfrutan por unos momentos de las vistas y del aire fresco de la cima.
Foto de familia del grupo Cor de Muntanya, 25 amigos compartiendo esta vivencia.
Las crestas de la Roca Tallada y de la Boixassa que convergen en el fondo del Valle, dando lugar a els Empedrats. Abajo se ve l'Hostalet, Cal Cerdanyola y detrás la Serra de Gisclareny.
Con 2 tallaferros que también vinieron al Moixeró, Enric Calvet y Josep Massagué. Foto de Enric Calvet.
La Roca Tallada (1.665), Bagà, Guardiola de Berguedà y las montañas del Catllaràs.
Grèixer, Bac de Diví y la carretera que serpentea subiendo a Coll de Pal.
La agreste cima del Penyes Altes (2.276)
Imagen en 3D de la bajada, desde la cima del Moixeró al Coll de Pendís y de aquí al Refugi de Sant Jordi y al estrecho de els Empedrats para acabar en l'Hostalet, junto al puente de Cal Cerdanyola.
Enric, Jaume y Josep bajan por la Pleta del Moixeró, un auténtico placer bajar corriendo por estos suaves prados.
El Comabona (2.547) y la sucesión de cimas del Cadí.
La Cerdanya, con Puigcerdà en el fondo del valle y el Macizo del Carlit, ya en Francia, cerrando el horizonte.
El Collet del Moixeró y el Comabona al fondo.
Pedraforca y Comabona, dos colosos ante nuestra vista.
El Prat Agre, el Pedraforca y el Comabona.
Josep perfectamente acompañado por Maite, Montse, Mercè y Pili.
Caballos en Coll de Pendís.
Montse y Judith bajan por un terraplén en Coll de Pendís.
El Torrent de Pendís.
Bajando por el silencioso hayedo cercano al torrent de Galigan.
Los saltos de agua de els Empedrats. Hacía calor y apetecía mucho un baño.
El premio final poco antes de acabar. Baño helado para todos en la cascada de els Empedrats.
En la poza cabíamos todos pero la temperatura del agua no invitaba a permanecer mucho tiempo dentro.
Zambullirse y salir, suficiente para quitarse el sudor, el polvo del camino y el calor. Aguas cristalinas y frias en la cascada de els Empedrats.
Bien, algunos sí que aguantaron más tiempo dentro de la poza, como Paco y Loli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: