12 de julio de 2013

Camí dels Enginyers. Valls del Freser.

Había oído hablar de él pero nunca había pasdo por este sendero trazado, sin duda, a golpe de impulsos por unos cuantos locos que pretendían construir una presa en Coma de Vaca.
Por suerte aquel disparate nunca se llevó a cabo, pero el sendero permanece para disfrute de todos, comunicando Coma de Vaca con el Santuari de Núria, ó viceversa,a través de un recorrido ciertamente técnico a más de 2.000 m de altitud, permitiendo contemplar unas vistas espectaculares de la Vall del Freser y cimas bellísimas como el Balandrau ó el Puigmal.
Gracias a la propuesta del amigo Eduard De Les Muntanyes, quien había incluído la salida dentro del circuito del espíritu NAPAF, pudimos disfrutar de un fantástico día de junio en un entorno verdaderamente impactante, a pesar de pasarme la noche en vela de aquí para allá haciendo seguimiento a varios corredores del Ultratrail Emmona.
Resultó ser un delicioso entrenillo de 22 kms de longitud con 3.340 m de desnivel total acumulado.

La Central Hidroelèctrica de Daió, punto de inicio.
Extracto en 3D del recorrido, partiendo de Daió de Baix, la central hidroeléctrica, y subiendo por el sendero de Les Gorges del Freser hacia Coma de Vaca. Allí tomamos el Camí dels Enginyers sentido a Núria, rodeando la cima del Torreneules a una cota de 2.100 mts, hasta la Jaça de les Pedrisses, para bajar a saco por los prados hasta el Torrent del Salt del Grill y volver a Daió de Baix. En total, 22 kms de auténtico lujo.
Pasando por el puente del Salt del Grill.
El sendero comenzaba a picar rápidamente.
El rio Freser, desbocado por el deshielo en su cabecera.
Desde el Bac del Clara aparecieron Les Gorges del Freser, espectaculares saltos de agua.
Pasando por el Pont de les Marrades, con la cima del Balandrau 1.000 mts más arriba.
Les Gorges del Freser.
Contemplando semejante maravilla.
Christine fue abriendo paso todo el tiempo.
Los espectaculares saltos del Freser.
Vista atrás. Por la ladera de enfrente veíamos el Camí de l'Aigua pero no el dels Enginyers. El Puigmal comenzaba a dejarse ver.
Subiendo por los interminables zigzags de Les Llosardes.
El Freser abajo, abriéndose paso entre las moles de roca y descolgándose en cascadas sucesivas.
El camino serpenteante por Costa-rubí.
Vista atrás de todo el Valle del Freser y el Puigmal.
Decenas de metros más abajo, el grupo que nos seguía.
A punto de llegar a Coma de Vaca.
El valle se suaviza y adquiere un aspecto glacial al llegar a Coma de Vaca.
Suaves laderas de hierba y aguas de deshielo. Así es Coma de Vaca. La Coma del Mantinell.
La Coma del Mantinell y el Coll de Tres Pics.
Valle arriba, Les Borregues (2.691 m).
Al fondo del valle, el Coll de la Marrana, entre Bastiments (2.881 m) y Gra de Fajol (2.714 m).
Coma de Vaca arriba, con el refugio y las cimas del Torreneules (2.712 m) y el  Rocs Blancs (2.782 m). ¿Cómo destruir tanta belleza con un pantano?
El Pont de Coma de Vaca, medio tumbado por el impacto de una enorme roca que arrastraba el Freser.
Marta evita que le vuele el sombrero.
Edu pone a prueba la estabilidad del puente.
Marisa llega con ganas de descansar después de toda la subida.
No fui yo quien hundió el puente, que conste! Foto de Chris Tine.
Un descansito al sol junto al puente de Coma de Vaca. Foto de Eduard De Les Muntanyes.
Tras un necesario almuerzo en Coma de Vaca, comenzamos el recorrido por el GR11-7, el Camí dels Enginyers.
Subiendo por Les Pigotoses hacia la Trona de Guardiola.
Marta se abraza al Balandrau, delante de ella.
Vista atrás a Coma de Vaca y el Freser buscando su camino en el fondo del valle.
En la ladera de enfrente se perfila el sendero por el que habíamos subido.
Christine espera al resto en la Trona de Guardiola (2.136 m).
Vistas al Puigmal desde la Trona de Guardiola.
Autofoto de grupo en la Trona de Guardiola, con el Balandrau (2.585 m) a nuestras espaldas.
El Balandrau, los 1.000 mts de caída por las laderas de Costa-rubí y el sendero por el que habíamos subido atravesando innumerables pedreras.
Al trote por la Jaça de l'Escaleta. Un lujo poder correr en este lugar. Foto de Chris Tine.
La hondonada del Freser.
Imposible determinar el recorrido que seguía el Camí dels Enginyers. El Puigmal al fondo.
Valls del Freser. Abajo se aprecia Daió de Baix, nuestro lugar de inicio, y detrás el pueblo de Queralbs, el Serrat d'Estremera, la Covill y el Montgrony, y en el último horizonte a la derecha, la lejana Serra d'Ensija.
Sector técnico, subida con ayuda de cables en el Clot de Malinfern.
Vista atrás, los prados de la Jaça de l'Escaleta y la cima del Puig de Fontlletera (2.581 m).
Siguiendo el sendero con el Balandrau al otro lado del Valle.
La Presó.
Figura de roca en La Presó.
Llegando al Torrent de la Balma. Christine pasa justo bajo la roca suelta de la canal.
Mirando valle abajo éste se abria, apareciendo Ribes de Freser y la preciosa silueta del Taga (2.040 m).
Christine y Marta bajo el nevero y la roca del Torrent de la Balma.
Pasando por el Torrent de la Balma, sin perder de vista la roca situada 20 mts más arriba. Foto de Eduard De Les Muntanyes.
Paisaje de chimeneas de roca tras pasar el Torrent de la Balma.
En cada revuelta se aparece el Balandrau y sus vertiginosas canales de Les Llosardes.
Valle abajo, Ribes de Freser y la cima del Taga.
La Coma del Gispert y los neveros soltando agua helada.
El Torrent de la Coma del Gispert arriba, que viene desde el Coll de Torreneules.
El Torrent de la Coma del Gispert abajo, desbocándose hacia el Freser.
Edu y Marisa atraviesan el Torrent de la Coma del Gispert.
Los neveros suministrando agua a los torrentes.
Marta atraviesa uno de los torrentes de la Coma del Gispert.
Edu haciendo lo posible para evitar mojarse.
Atravesando el torrente.
Detalle de uno de los neveros de la Coma del Gispert.
La cara oeste del Balandrau.
Dejando atrás la Coma del Gispert.
La Vall de Ribes.
El sendero va manteniendo una altitud aproximada de 2.100 mts, aquí cerca de la Trona de Castell Cervós. Foto de Eduard De Les Muntanyes.
El sendero se dirige hacia el Puigmal. Jaça de les Pedrisses.
Al llegar a la Jaça de les Pedrisses, el Camí dels Enginyers gira hacia el norte buscando el Santuari de Núria, pero nosotros giramos hacia el sur bajando a saco por la ladera. Aquí las vistas a la Vall de Núria eran espectaculares. El Puigmal (2.909 m), la montaña más alta de Girona, y el Coll de Finestrelles a su derecha.
Vall de Núria, con las cimas más relevantes, Finestrelles, Eina, Noufonts, Noucreus...
Delante de la Vall de Núria con Marisa.
Delante de la Vall de Núria con Edu.
Bajando por los prados de la Jaça de les Pedrisses a buscar el Torrent del Salt del Grill, 800 mts en bajada de locura! Foto de Eduard De Les Muntanyes.
Bajando derechos por medio de la Jaça de les Pedrisses, pasando junto a las vacas que pastaban.
La Jaça de les Pedrisses.
Una vaca en problemas en el Torrent de la Font del Grill.
Bajando a saco por el Torrent de la Font del Grill, buscando el Camí de les Aigües.
Este grupo de caballos se apostó en el sendero junto al torrente y no nos dejaba pasar.
Las yeguas y sus crias taparon el paso de Marta.
Marta dialoga con las yeguas...
El Torrent de la Font del Grill y el Taga al fondo.
Y regreso al fondo del Valle del Freser, mirando valle arriba, hacia Les Gorges del Freser.
El Salt del Grill, de 40 mts de caída.
El agua vaporizada por la cascada era muy refrescante.
El perfil longitudinal del recorrido, con la subida inicial por las Gorges del Freser, el tramo de altitud sostenida del Camí dels Enginyers, y la fuerte bajada final por el Torrent del Salt del Grill hasta el río Freser.
Momentos de descanso, refresco y reflexión en el Salt del Grill. Foto de Eduard De Les Muntanyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: