2 de octubre de 2014

Prats-Balaguer: acción de trail-running y termoterapia natural


Al llegar por primera vez a un lugar uno tiene la sensación que se adentra en algún tipo de aventura. Estas tierras altas del Conflent, francesas pero tan vinculadas a Catalunya como reflejan los nombres de sus pueblos, ríos y cimas, son desconocidas para mí, de hecho es mi tercera incursión después de Canigó y Gorges de Carançà.
Con pocas referencias de rutas y sin track previo el objetivo era investigar y aventurarse en estas laderas al norte del Pirineo Oriental, remontando aguas procedentes del, éste sí conocido, Pic de Noufonts, baluarte de la Olla de Núria, para observar el territorio, entenderlo, adquirir su disposición geográfica y almacenarlo en los pliegues del cerebro encargados de lo geométrico, y ayudado por la técnica obtener fuentes de información para próximas aventuras.
Si además a pie de ruta encuentro un lugar mágico, un pequeño pueblo delicioso, Prats-Balaguer, y un manantial de aguas sulfurosas a disposición de cuantos por allí pasan, la subida a Les Anciens Corrals (antiguos vestigios de las pasturas del Conflent) y los baños en estas sencillas termas naturales que los visitantes han ido construyendo piedra a piedra en la ladera de la montaña hacen que la sensación de bienestar y equilibrio se apodere del cuerpo y de la mente.

Prtas-Balaguer y su ubicación respecto a las cumbres al norte del Valle de Núria, Puig de Gallinas (2.624), Pic Rodon (2.677) y Pic de Noufonts (2.860).
Prats-Balaguer y primera sorpresa del dia, esta bonita torre del reloj aislada, la Tour de l'Horloge David.
Serenidad en las calles de Prats-Balaguer, sólo rota por las campanadas de la Tour de l'Horloge David.
La Trinité de Prats-Balaguer (siglo XI). Sencilla y austera, desde su campanario se dominan estas tierras altas del Conflent.
Saliendo de Prats-Balaguer en dirección a Les Anciens Corrals.

La serenidad del lugar contrasta con el trasiego incesante de vehículos en tránsito entre la Cerdanya y el Rosellón, en la ladera puesta del Valle del Têt.

Fontpédrouse, en el fondo del Valle del Têt.
Bosque cerrado en Les Anciens Corrals.
A la vuelta se ofrecía la perspectiva del valle del Riu Aigües coronado por el Coll Mitjà, que da acceso al Ras de Carançà.
El Riu d'Aigües.
El Riu d'Aigües.
El afloramiento de las aguas sulfurosas, a 65ºC.
Las aguas sulfurosas discurren ladera abajo, formando un torrente caliente en el que los visitantes han ido construyendo, piedra a piedra, pequeñas balsas para el baño.
La primera balsa, a casi 65ºC.
Una balsa tras otra. A medida que el agua va bajando se va enfriando. El visitante encuentra acomodo en función de su capacidad para aguantar la elevada temperatura.
Agua sulfurosa y caliente, la piel enseguida lo nota. El sentido de lo colectivo y el respeto se notan en el ambiente.
Bañándome en la balsa más caliente. El entorno está cuidado y el fondo es arenoso para disfrutar plácidamente del baño.
Improvisados chorros de agua que invitan a ponerse debajo y sorprendentes algas verdes que han crecido bajo esas aguas tan calientes y con tanta composición sulfurosa.
Ya de regreso, vista atrás al torrente sulfuroso. La elevada temperatura del agua produce el vaho en medio del bosque.
Los 1o kms y 1.600 mts de desnivel acumulado en estos valles de Prats-Balaguer.
Sigue el track de esta ruta en: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7795978

2 comentarios:

  1. Quan hi anem!?? Ves buscant data!

    uw!

    ResponderEliminar
  2. Sí!!! M'agradaria molt compartir aquesta experiència!

    ResponderEliminar

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: