27 de diciembre de 2013

Cervezas, mejillones al vapor y trail-running con Érika Núñez

...Camarero... por favor... tomaremos un par de cervezas y una de mejillones al vapor... 


Érika, en un entorno como el tuyo, familia, trabajo, amigos..., ¿cómo fue tu primera toma de contacto con la montaña?

Siempre me ha gustado la naturaleza y con mis padres iba cada fin de semana a la montaña: hacíamos barbacoas, celebrábamos partidos de fútbol y jugábamos a cartas ¡Soy buenísima al “cinquillo”! 


Caramba! ...Tú has asistido a carreras populares y a competiciones importantes. ¿Cómo descubriste este mundo? ¿Qué te atrajo de él?

Pues fue por casualidad. Quería desconectar de los estudios y del trabajo y me enganchó porque podía practicarlo sola o con amigos (por descontado). Las competiciones vinieron más tarde, también por casualidad...


¿Y como fue tu evolución de pasar de corredora a ponerte a competir? ¿De qué manera te introdujiste en el mundo de la competición?

Gracias a una amiga del gimnasio. Entrenábamos juntas... trotando tranquilamente... Íbamos un par de veces por semana por el paseo marítimo y me propuso correr con un dorsal...  ¡Fueron mis primeros 10 km!


Oye, y... ¿de qué manera cogiste confianza en tu adaptación a la montaña... donde te mueves como pez en el agua?

¡Moverme como pez en el agua! ¿me has visto bajar? Parezco un topo miedoso. Aún me falta mucho por aprender y agradezco todos los consejos de las personas que me aprecian.


Hablemos de tus zapatillas... ¿Cuáles son tus preferidas? ¿Por qué?

Si te digo que me fijo en los colores ¿queda mal? Una de las frases que me identifican: “Voy por sensaciones”. Así que pido prestaciones concretas: mucha amortiguación y que me sirvan para todo: entrenos y competiciones. 


Es apasionante ver tu evolución en tan poco tiempo. Tu entrada ha sido muy rápida... ¿crees que ha sido más duro por ello?

Me apasiona la montaña, subir corriols  y notar cómo mi cuerpo responde al esfuerzo. Soy reacia a los entrenos de “calidad” que es donde realmente se sufre. Así que disfruto de esta afición sin padecer dolores ni esfuerzos extremos.


¿Cómo gestionas esos entrenos más duros que realizas? ¿Cómo son?

Mis entrenos duros son cuando coincido con compañeros más fuertes que yo, en especial Chus Escudero. Me hacen ir ahogada desde el principio. En cada cruce se me oye “Vengo, vengo”.
Me encanta tener diferentes grupos de corredores para poder variar los circuitos y los ritmos. Lo más duro para mí es la distancia. A partir del km 17 empiezo a tirar de reservas.


Claro! Con trabajo y sacrificio siempre llega la recompensa... tu primera competición de  nivel... Dime... ¿Cómo fue?

Todas las competiciones en las que participo requieren un esfuerzo y por tanto son de nivel: su organización, la señalización del recorrido, los avituallamientos y la cantidad de personas que se movilizan (los voluntarios). Pero tengo en mente la Cursa de Alta Montaña de Sanaüja (Campionat de Catalunya per equips) por el nivel de los y de las participantes ¡Pude hablar con Núria Picas!


Y después de aquello vinieron más éxitos...

Sí... Una victoria que recuerdo muy especial fue en la Mitja de la Vall de Congost. Me tuvieron que animar a correrla, la inscripción estaba fuera de plazo y cuando llegué a meta no me tenían registrada. Y todo se iba solucionando sobre la marcha. Estaba rodeada de amigos que también corrían y aquellas montañas me encantan. ¡Ya tengo dorsal para el 2014!


La gente ya te seguimos en las competiciones, te paramos, te saludamos..., ¿Cual es el ambiente en los momentos previos a la carrera? ¿Cómo lo vives? ¿Consigues concentrarte?

Sí!!! Me encanta coincidir con caras conocidas. De hecho, en la montaña tengo la sensación de ser siempre los mismos. Saludos, abrazos, besos y fotos ¡Qué mejor forma de concentrarse! El día que deje de disfrutar de estos encuentros, dejo de ir a las “curses”.


Subir al podio y estar entre las mejores exige el máximo de uno mismo, tanto a nivel físico como psicológico. ¿Qué importancia le das a cada uno de esos factores?


Quedaría bien decir un 50-50. Pero le doy mucha más importancia al poder de la mente. Los músculos de las piernas son fáciles de controlar. En cambio, la falta de tiempo por el trabajo o problemillas personales hacen que me cueste avanzar y esa es la cuesta más dura a la que me enfrento.


¿Qué papel juegan tu entorno, la familia y los amigos en estos momentos de tu vida?

 Son lo más importante. No me imagino el día a día sin ellos. Me siento querida, protegida y respetada por todo mi entorno. Un ejemplo: el saber que mi familia va a verme a una cursa me aporta más energía que cualquier gel que me pueda tomar.


¿Y has tenido que renunciar a muchas cosas durante este ciclo de tu vida para llegar al nivel que has llegado?

Alguna. Sí. Se tienen que tener claras las prioridades y lo que realmente nos llena. En mi caso es la montaña y las personas. Mi secreto es combinar al máximo. Algunos amigos no entienden que prefiera madrugar, pasar frío y acabar con algún arañazo en las piernas (en el mejor de los casos, jaja) antes que quedarme durmiendo.


Erika, ¿tus proyectos deportivos a corto y medio plazo? ¿Alguna ultra?

Me he inscrito a dos medias. Quiero marcarme objetivos sin presiones y a muy corto plazo.
Hasta los 18 kms estoy cómoda. Tengo inscripciones a un par de medias. Tengo buenos recuerdos de travesías de larga distancia (La Matagalls, la Núria-Queralt, La Olla de Núria, etc) pero siempre las he hecho caminando en menos de 24h.
Te cuento un secreto, Fran: me estoy planteando apuntarme a la Trail Camí de Cavalls de Menorca de unos 100km ¡Así aprovecharía para hacer turismo! 


Uw! Qué bien, a por ella, Érika!
...Y dime... ¿te dejas ver en alguna carrera de asfalto? ¿Por qué?

Todo y mis resistencias…Sí. Haré una media y una maratón.  La sensación de correr entre miles de personas me gusta y además me permite marcar un ritmo constante durante toda la prueba.


Erika, ahora que estamos haciendo este vermouth ¿sigues algún tipo de dieta específica ahora que están tan de moda las dietas radicales?

¿Dieta? ¿Radical? ¿Qué es eso? Como lo que me pide el cuerpo. Soy golosa, estoy sana y me siento joven. Así que no estoy dispuesta a hacer ningún tipo de sacrificio. Como verdura, más espaguetis que filetes y mi desayuno es poco variado: café con leche y tostadas con Nutella.

Y el sueño... ¿duermes mucho? ¿Cómo haces la gestión del sueño antes de una carrera?

Estoy aprendiendo mucho contigo... ¿Se hace una gestión del sueño antes de una carrera? Duermo sin problemas. Evito hacer siesta para aprovechar el día al máximo porque soy poco de fiestas nocturnas.

En confidencia... ¿Quien ó qué te ha hecho llorar en el mundo de las carreras por montaña?

Recuerdo una temporada que tenía dolores en la rodilla derecha. En mitad de una carrera se me quedó la pierna clavada y tuve que hacer los últimos 4 kms coja. Lloré de rabia, impotencia y resignación pensando que debería abandonar este deporte. Por suerte, después de reposo y sesiones con un profesional, se quedó en un susto.


¿Y quien te ha sacado alguna sonrisa muy especial?

En cada entreno y carrera de montaña coincido con conocidos, compañeros y “seguidores” (así se definen). Eso me hace feliz. Pero recuerdo mi primera carrera como federada con Spiridon... me sentía más profesional... A la llegada todos mis compañeros me hicieron un pasillo e hice los últimos 50 metros entre aplausos y gritos de ánimo ¡Entendí que podía contar con ellos para cualquier cosa!


Qué buenos estaban los mejillones!!!... Dime Érika... ¿tu lema vital?...

Vivir arriesgando lo justo, disfrutar todo lo que se pueda y aceptación para seguir pa’ lante…en resumen: ¡¡ A TOPE!!


Tchin Tchin, Érika! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: