11 de julio de 2013

3er Descenso Primaveral del Ebro

El 3er Descenso Primaveral del Ebro, que tiene lugar entre las localidades tarraconenses de Benifallet y Tortosa y está convocado desde el foro kayakdemar.org, volvió a ser de nuevo un punto de encuentro de kayakistas veteranos y noveles, entre gente amante de la naturaleza, de la aventura y de lo sencillo.
Sin grandes alardes, el curso bajo del río Ebro volvió a ofrecer lo mejor de sí mismo, naturaleza viva, emoción intensa y encuentro entre amigos. Fue un placer navegar durante 25 kms con toda esta gente, compartir con ellos la experiencia de  la Esclusa de Xerta y disfrutar de una excelente fideuà a la sombra de los árboles de la ribera.

Durante la tarde del sábado fuimos llegando bastantes participantes para compartir cena y risas a la orilla del río.
El Ebro bajaba con 400 m3/seg, brutal, intuíamos que la Primaveral sería rápida.
El sol se ponía en el Embarcadero de Benifallet, continuaba llegando gente y dispusimos la habitual cena compartida a orillas del río.
Compartiendo cena, aventuras, risas y ron. Evaluando los grandes riesgos del Descenso: sirulos gigantes, mosca negra, sifones, remolinos, árboles caídos...
Se levantaba el día, primeros rayos de sol y preparativos.
Los kayakistas iban llegando, imposible saludar a todos, casi 90 nos congregamos en el Embarcadero de Benifallet.
Algunos no podían aguantar las ganas de palear.
Lluis Joan Josep explicó a todos una breve historia de nuestros descensos, del río, y unos imprescindibles consejos.
Todos atentos a las explicaciones de Lluís, pocos minutos antes de comenzar la 3ª Primaveral del Ebro, que este año estaba incluída en el programa de fiestas de Tortosa.
Jordi y yo cerrando el grupo.
Primeras paladas para muchos compañeros. Es un placer asistir al bautizo kayaki de todos ellos.
Algunos enseguida se atascaron entre las cañas, pero la solidaridad de los más expertos hizo que todo el mundo disfrutara del descenso.
Aproximación a la desembocadura del Canaletes.
Remontando el Canaletes.
El silencio y el canto de las aves eran un lujo en este rincón selvático de Tarragona.
De vuelta al cauce principal del Ebro; me hubiera quedado allí varias horas escuchando a los pájaros.
Las montañas de Paüls y la Torre de Mollet.
La Torre de Mollet, sufridora de mil vicisitudes durante la Guerra Civil.
Remada tranquila cerca de la Roca Roja, asentamiento ibérico.
Playa de juncos y cañas cerca del Mas de Xalamera.
Avistamiento de las instalaciones de la Assut de Xerta.
Pequeño reagrupamiento antes de entrar en los diques de la Esclusa.
La estación de captación de aguas.
Entrada en los diques.
Manel Martin controla que nadie se pase de largo hacia la cascada del Assut de Xerta.
Cerrando el grupo.
Gyula Lerner espía con su cámara periscópica lo que hay al otro lado de los diques...
Llegando a las compuertas de cierre. Foto de Jordi Curià Pascual.
Navegando por el interior de los diques de la esclusa. Foto de Mikel Mumany.
Navegando a lo largo de los diques.
Esperando el cierre de compuertas. Momento idóneo para la conversación con los amigos de alrededor. Foto de Gyula Lerner.
Llegando a la Esclusa.
Compuertas abiertas para alojar a cerca de 90 kayakistas.
Apelotonamiento para disfrutar de la bajada de nivel dentro de la Esclusa.
Ajustando los espacios para cerrar compuertas.
Cerrando compuertas posteriores.
Enseguida notamos cómo bajaba el nivel de las aguas.
Esperando la bajada del nivel de aguas y la apertura de compuertas. Foto de Christine Carter.
El muro de hormigón se iba levantando ante nosotros.
Christine Carter i Cheneesse, las dos canadienses asistentes a la Primaveral.
En el fondo de la Esclusa, completamente encajonados, hasta que abrieron compuertas delanteras.
Abran compuertas!
Los kayakistas saliendo de la Esclusa tras una increïble experiencia.
Vista atrás, con el salto del azud y un estruendo digno de la mejor catarata.
La Primavera en estado puro.
Medio en serio, medio en broma, habíamos hablado de los sifones y remolinos. Éste hizo girar a un buen número de kayaks e incluso propició que alguien se refrescara de cuerpo entero...
La arboleda del Embarcador de Xerta, entre el Canal de la Marge Dreta i el Ebro.
Xerta, detrás del plácido espejo del canal.
Los kayaks varados.
Kayaks, el rio y las montañas de Els Ports de Tortosa i Besseit.
Comida de hermandad entre todos los asistentes. El Ajuntament de Xerta también colabora con nosotros y nos cede este espacio, las sillas y las mesas, para que la breve estancia en este pueblo sea lo más placentera posible. La fideuà que preparó Cinta  estaba riquísima!
La fideuà.
Gyula Lerner se dejó ver con su cámara periscópica. Seguro que prepara un sensacional álbum de fotos.
Amics de Nules.
Lluís espera nuestro paso agarrado a un árbol de la ribera inundada. En este tramo del río el caudal era enorme.
Lluís va escuchando en silencio el canto de los pájaros de la Illa d'Audí.
Manel i Lluís, de avanzadilla para entrar en la Illa d'Audí.
Entrando en las lagunas interiores de la Illa d'Audí, cerca del pueblo de Bítem.
Las lagunas d'Audí.
Naturaleza pura y salvaje en las lagunas interiores de Audí.
Con nuestra presencia las aves se ocultaron, desconfiadas.
La flora aquí era espectacular, bosque de ribera pantanosa.
De nuevo a palear hasta Tortosa. Foto de Gyula Lerner.
Algunos de los compañeros con los que compartí estos momentos de relax en la Illa d'Audí.
Lagunas interiores de Audí. La quietud en la atmósfera era absoluta y el canto de las aves sobrecogía. Foto de Gyula Lerner.
Saliendo de las lagunas nos encontramos el cadáver de un sirulo mediano de 1,20 metros. La leyenda de estos monstruos es una realidad.
Navegando relajadamente hacia Tortosa.
Avistamiento del conjunto histórico de Tortosa.
El Castell de la Suda de Tortosa se alza poderoso sobre la ribera.
El Castell de la Suda y la Catedral de Santa María de Tortosa.
El Palau Episcopal de Tortosa, poco antes de acabar el 3er Descenso Primaveral del Ebro.
El Monument a la Batalla de l'Ebre, aguja clavada en nuestra memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: