4 de abril de 2008

Para echarse a correr...

Estuve a punto, me faltó muy poco...

Pero no pasó nada. Lo cierto es que de nuevo me vi acompañando a mis amigos del Club de Atletismo, esta vez a Montornès del Vallès, capital mundial del detergente.

Lo digo porque allí tienen su sede varias multinacionales relacionadas con estos productos. Una de ellas es patrocinadora de la Media Maratón de Montornès, una de las carreras que más gusta a los corredores, por trazado, por buena organización y por el atractivo lote de regalos que ofrecen, bonita camiseta técnica la de este año, y burrada de lote de productos de limpieza, gentileza de esa multinacional...este año me quedé sin.


El caso es que compartí los minutos previos a la carrera con mis compañeros y compañeras, Jaume, Pere, Karli, J M, Dolors y Mònica, buscando el calor de la multitud dentro del Pabellón de Deportes, punto de encuentro de los atletas y donde tiene lugar después de la carrera la fiesta de la pasta.



Cuando me dirigí a presenciar la salida pude ver por allí a Pere, a Karli y al gran Robert Mayoral a quien me acerqué a saludar un instante.
Allí, en medio de 2.000 corredores, sentir el olor de la mezcolanza del Réflex, de los desodorantes y de las axilas no desodorizadas, osea, el olor a tigre de las salidas de las carreras, junto al sonido de los altavoces y las impresiones previas de los compañeros, todas esas sensaciones juntas, me produjeron un estado impulsivo de quedarme allí y echarme a correr con la multitud tras el pistoletazo...


No, ¡todavía no! Luego me hubiera sentido fatal... y angustiado...Así que me dispuse, sin dudarlo ya más, a presenciar la carrera tranquilamente e intentar encontrar a mis conocidos al paso.

¡Qué tío! El marroquí Mohamed Benhmbarka ganó en 1:05:46...
...Benito Ojeda, incombustible, quedó 2º...


...y José Ríos 3º, el de Premià de Dalt deberá esperar mejor suerte en la Maratón de los Juegos de Pekín, para la cual ya está clasificado:




Al marchar para casa me encontré con mi amigo Raúl, el niño Torres, quien vino también como espectador, acompañado de su mujer y de su preciosa hija de 4 meses...Y Pere que ya va tomando nota...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me gustaría saber cual es tu opinión, escríbela aquí debajo: