26 de octubre de 2008

¡Chicas!... ¡¡Chicas!!... ¡¡¡Chicas!!!

Hoy he estado entre 6.600 chicas... jamás había visto a tantas mujeres juntas. Ha sido en la Cursa de les Dones de Barcelona, a donde he acudido como acompañante de las 4 chicas que participaban de mi club de atletismo, Elena, Mª Antònia, Dolors y Mª Angeles, mi mujer, quien sigue progresando semana tras semana, completando esta carrera de 5,5 kms en 41:40, con el mejor promedio por km realizado hasta ahora.
.
Resulta muy curioso observar cómo se relacionan tantas mujeres juntas en un espacio tan reducido y cerrado como el cajón de salida... yo me temía lo peor... el murmullo de las conversaciones se nota varios decibelios por encima de lo habitual, pero de fondo no llegan los vozarrones ni los silbidos habituales en las demás carreras, pero lo que está claro es que, estando allí con ellas, el mundo se ve de otra manera:
no he visto la típica rivalidad masculina en la salida,
no he visto que recorten en las curvas,
no he visto los piques en la línea de llegada...
.
¿Será posible que algún día tanta cordura, sensatez y razón sirvan para refundar la sociedad y que el mundo sea más libre, más humano y más justo?
Con la participación de las mujeres no me cabe la menor duda.
.
...Quizás la humanidad vaya camino de ser reinterpretada por las mujeres...
...y los hombres acabemos siendo meros indivíduos reproductores...
...colaboradores necesarios para propagar la especie...
... creo que la presencia de tanta mujer me turba...
...sólo era una fantasía de la adolescencia...
...ó eso creo yo...
.

Un beso a todas.

19 de octubre de 2008

Cursa Popular de Vilanova i la Geltrú.


Se la debía a mi mujer: desde que comenzó a correr hace 10 meses no había podido disfrutar de una carrera junto a ella. Mi enfermedad y convalecencia me han mantenido alejado de la competición desde el 1 de Julio de 2007, es decir, hace casi 16 meses, por lo que su llegada al mundo de las carreras se había producido en solitario.

La última competición en la que participé fue la Travessa de Núria a Queralt, el 30 de junio y 1 de Julio de 2007, ultra-trail de montaña de 92 kms, 3.660 m de desnivel positivo acumulado, completado en 16 horas y 3 minutos, sin duda, mi mayor mérito deportivo.

Pasado todo este tiempo, hoy ha llegado el momento de volver a la competición y nada mejor que hacerlo acompañando a Mª Ángeles en su 3ª carrera. El escenario elegido ha sido la Cursa Popular de Vilanova i la Geltrú, carrera de 7 kms, muy sencilla y popular, muy alegre y animada, y en la que ella ha conseguido su mejor promedio por km desde que empezó: hemos llegado juntos a la meta cuando el cronómetro marcaba justo 56:00. Me siento muy orgulloso de ella. Ahora le espera la Cursa de les Dones en Barcelona el próximo domingo.

Además, allí han estado con nosotros Siscu, que ha acabado brillantemente en el puesto 19, y un amigo maratoniano de Vilanova acompañado de su encantadora familia, Joan Josep, con quienes he tenido el placer de conversar y compartir mi alegría, y quienes han esperado pacientemente nuestra llegada. Gracias.
.

Con Siscu.



Con Joan Josep.

18 de octubre de 2008

Me gusta la lluvia más que a las ranas, a las setas y a los caracoles

Esta mañana de sábado había quedado para ir a remar con Oskar, miembro del foro Kayakdemar.com. Pero las previsiones del tiempo y del mar eran pésimas. Eran tantas las ganas de kayak y de mar que teníamos ambos que no hemos faltado a nuestra cita en el Port de Mataró.

Mientras preparaba todo el material, y entre múltiples ojeadas al cielo amenazador, he visto pasar al Niño Torres, compañero de mi club de atletismo y que entrena en secreto por allí.
.
Aquí estoy, antes de salir, en una mañana muy oscura, y empezando a caer las primeras gotas.
Viendo cómo se nos venía un fuerte aguacero desde Vilassar de Mar nos hemos lanzado al agua, bien protegidos por nuestros kayaks y anoraks, y allí hemos vivido una curiosa y placentera experiencia, bajo una intensa lluvia.
Intenté por dos veces salir de la bocana con rumbo al norte, pero el contraste entre la quietud del puerto y el oleaje junto al espigón me "acongojonó"...
Oskar, antes de dirigirnos hacia Cabrera.
.
Así que, tras unas buenas charletas con Oskar, enfilamos rumbo al sur, dejándonos llevar por la corriente, las olas y el viento, en una suave pero inexorable transición hacia un mar verdaderamente movido.
Al llegar a Cabrera, Oskar a ido a jugar con las olas a la fenomenal rompiente que produce la lengua de tierra, para volver después, nunca mejor dicho, contra viento y marea.
...Y contra la lluvia, bastante fuerte: y es que tanto en tierra como en mar, corriendo y navegando, me gusta disfrutar de la lluvia cayéndome encima.

14 de octubre de 2008

"...Siento que hay un ángel jugando con mi corazón..."

Sólo la fé, la ilusión y el tesón harán que me aleje del centro del Pacífico Sur en que me hallo anclado.
La visita con mi cardiólogo ha terminado prácticamente igual que empezó, sin aportar ninguna esperanza en mi progresión.

Únicamente, el estudio de autoinmunidad y serología que me hicieron en Agosto da todos los resultados en negativo: ya no hay el menor rastro del coxsackie. Y los resultados de las pruebas de hoy dicen que el estado de mi pericardio es completamente normal, igual que hace tres meses, y que hace seis, y que hace un año.

"¿Quieres que te dé ya el alta?"

Sí, sí, por favor, doctor.

[cruce de miradas de satisfacción, pero desafiantes]

"Bueno... a ver... no sé... mira... mejor sigue tomando colchicina... y te vienes a verme dentro de seis meses... en Abril..."

Mi corazón se deshincha...
...Pero tras salir afuera, respirar el aire fresco y mirar los ojos de mi mujer siento cómo un ángel juega con mi corazón.

No puedo seguir más tiempo así, he de tomar decisiones y la primera pasa por ir inmediatamente a la tienda Runnersworld, allá en Diagonal-Mar, en donde soy paciente y atentamente aconsejado por Víctor Gonzalo.

Fiel a lo que ya tengo y me funciona, me pruebo las Asics Nimbus version 10, pero el nuevo diseño de la puntera fabrica una incómoda costura en el interior, hacia el lateral del dedo grande: ampolla segura, descartadas.

Víctor me reconoce que él tuvo ese mismo problema y me recomienda las Saucony Triumph 5: este modelo de la marca de Massachussets es perfecto, con una amortiguación enorme en el talón. Además, me hace un 10% de descuento, "por lo de la crisis", me dice Víctor sonriendo.

Por la tarde, me voy al médico de cabecera y le llevo el informe y los últimos resultados. Le hablo de las ganas y de la ilusión que tengo por volver a correr. Él no ve ningún inconveniente para ello y me pide que vaya poquito a poquito, probando y atento a la pantalla del cardiofrecuencímetro. Salgo de la consulta radiante de felicidad, ese ángel sigue jugando con mi corazón.
.

No obstante, tengo pensado acudir al Centre d'Alt Rendiment de Sant Cugat para hacerme unas pruebas físicas, para que con esos parámetros en la mano puedan darme una valoración médico-deportiva del estado real y actual de mi corazón y de las pautas a seguir para comenzar a entrenar.

Ahora, mis viejas zapatillas Asics Nimbus las he perdido, apostando con Karatekoud a que él bajaría de 1h 35m en los 20 KMS de París.
.
Pero acabo de ponerme mis nuevas Saucony y me voy a ir a entrenar, ahora mismo, un rato con M. Ángeles, ella tenía previsto participar en la Cursa Popular de Vilanova i la Geltrú de este domingo... y ese día yo voy a correr junto a ella.
.

Como canta Annie Lennox, "...siento que hay un ángel jugando con mi corazón..."

12 de octubre de 2008

Tengo visita con el cardiólogo

Sí...

...tengo visita con el cardiólogo...

...en el Hospital de Can Ruti...
.

...y es este martes.

Llevo semanas navegando en un mar de dudas, recordando frases aisladas, atemporales, pronunciadas en diferentes situaciones y contextos por el cardiólogo que decidió probar en mí la colchicina, curiosamente un medicamento indicado para los ataques de gota aguda, en lugar de enviarme irremediablemente al quirófano para que me extrajeran mi hiperdilatado pericardio.


{has tenido muchas recaídas i no puedo asegurar que no vayan a repetirse}


{olvídate de correr por una larga temporada}


{no autorizaré que corras en un año por lo menos}


{el tejido de tu pericardio ha sufrido una fuerte dilatación}


{no me presiones para que te diga que ya puedes correr}


{no olvides el estado en que llegaste aquí}


{{{{{{...............................................}}}}}}



¿Habrá llegado ya el día que no tenga esa penosa losa sobre mí?

La respuesta dependerá de lo que aparezca en el electrocardiograma...




...y, sobre todo, en el ecocardiograma...



...que me harán este martes.



Después de ¡un año y dos meses! atisbo la posibilidad de poder volver a correr, pero éste es un cardiólogo de hospital, no le importan en absoluto ni mis ansias ni mis ilusiones de querer correr y entra dentro de lo posible que se pronuncie en contra. Entonces...



...Entonces no sé lo que pasará, me vienen olas por todas partes...



Mientras tanto os dejo este vídeo que me ha enviado mi amigo Víctor de Plasencia, en él veo muy buenas ideas para empezar a entrenar. A ver qué os parece...


video

7 de octubre de 2008

Concentración de kayaks de Sau

Este domingo se celebró en aguas del Pantano de Sau la 2ª Concentración de kayaks, cuidadosamente organizada por Aquaterraclub, cita que congregó a unos 30 palistas procedentes de diferentes lugares de Catalunya.
Fue una jornada dominada por el buen ambiente, en lo humano y en lo climatológico, a pesar de la sorprendente helada, 0ºC, con que nos acogió por la mañana la Vall de Sau. Además, tuve la ocasión de conocer a algunos miembros del foro kayakdemar.com como Narcís, quien se vino desde Lloret de Mar con el numeroso y alegre grupo de es Trajo, y a Marisa, y a Pedro, entre otros. Agradecer finalmente a Marc, como organizador, las facilidades prestadas y las atenciones recibidas.


Un pantano humeante nos esperaba al llegar, las aguas resultaban bastante cálidas en contraste con el frío del aire.


El recorrido, de 14 kms entre ida y vuelta, desde el embarcadero de Aquaterraclub hasta el meandro de Casserres.


Porteo de kayaks en el embarcadero de Aquaterraclub, el nivel del pantano obligó a bajarlos en una caravana multicolor.



Esperando al grueso del grupo en la cola del Sot dels Pollancres, con el Turó de Terrades al fondo.

Primer avistamiento del famoso Campanar de Sau, enorme y popular instrumento de medida del nivel de sequía en Catalunya.

El Puig de la Força, impresionante roca de dos colores, y el Turó del Castell, pertenecientes al Macizo de Les Guilleries.





Los kayakistas, curiosos, acercándose y rodeando el campanario.




Iglesia de Sant Romà de Sau. Los más atrevidos recorrieron el interior de su nave.




Lady Kayak y Lady Elisabeth.




Disfrutando del kayak en aguas tranquilas.




Esperando para entrar al interior de Sant Romà.


Sorprende la construcción de bloques de piedra y sobre éstos los cantos rodados del río Ter.




El campanario y el puig de la Força.





Detalle del interior de la nave.



De nuevo, el Puig de la Força, que transmite una extraña energía.



Pedro Drope, delante de los Cingles del Grau.



Comiendo unas buenísimas manzanas en un reposadero.



Cinglera de la Sarment.


Pared rocosa de piedra pómez en La Solella, el oleaje se ha encargado de dejar al descubierto este curioso y aislado afloramiento.


Llegando al destino, en lo alto, el Monasterio de Sant Pere de Casserres.

Toda la flota varada en la orilla para descansar.




Vista norte del pantano desde lo alto, a 70 m desde el nivel del agua.




Claustro del monasterio benedictino, exponente del románico catalán del siglo XI.


Los palistas a las puertas del monasterio, descansando antes de disfrutar de un delicioso y completo almuerzo.

Sant Pere de Casserres, en lo alto y en el centro del meandro que formó el Ter.


Foto de satélite del singular meandro de Casserres, el río da toda la vuelta a la montaña.


Ya de tarde, aguas entre Roda de Ter y Sant Pere de Casserres.


De regreso a Sau, enfilando la Roca Roja.




De nuevo el Puig de la Força.




Lady Kayak y Toni.

Al volver, delante del Puig de la Força.


Al volver, de nuevo el famoso Campanar de Sau, donde aguardaban todos los palistas.


Iglesia de Sant Romà de Sau, detalle de los arcos llombars de la fachada.

Desde el interior de la iglesia de Sant Romà de Sau, de aquí regresamos al embarcadero para celebrar la despedida con cava y coca. ¡Hasta el año que viene!